Después de que al exembajador Patricio Hales saliera a defenderlo su mujer, María de los Angeles Swinburn, y su abogado, Hugo Rivera, por las acusaciones de abusos sexuales de parte de una exempleada y una de sus hijastras, entre otras mujeres, el PPD informó que la militancia del exparlamentario queda congelada hasta que el hecho sea aclarado en la justicia.

Por medio de una declaración pública, el partido que conduce Gonzalo Navarrete dijo que “la violencia contra la mujer, en cualquiera de sus formas, se aparta de los principios partidos y reviste la mayor gravedad. Consideramos que es una conducta éticamente inaceptable”.

“En el caso de las nuevas acusaciones al exembajador Patricio Hales, de ser éstas confirmadas por la justicia, su permanencia en el PPD es inviable”, advierte el texto.

Para la tienda pepedeísta, “los antecedentes publicados por el diario El Mercurio revisten las mayor gravedad y serán puestos en conocimiento del Tribunal Supremo del partido”.

“Dentro de nuestros principios partidarios impulsamos la protección, resguardo y promoción de los derechos de la mujer. Por lo anterior, consideramos el congelamiento inmediato de la militancia de Patricio Hales hasta que no se aclare su situación”, cierra la declaración.

A Hales, lo acusan, entre otras mujeres, su exempleada María Eugenia Soto y su hijastra Elisa García-Huidobro. Esta última afirma que sufrió vejaciones siendo sólo una niña.

“Lamento en el alma lo que ha hecho mi hija, llevo 25 años de matrimonio con Patricio, fue él quien nos devolvió –a mí y a mis hijos- la tranquilidad de estar en una familia sin maltratos. No existe un 1% de veracidad en ese relato. Desconozco las motivaciones para hacernos algo así como familia”, fue la defensa de Swinburn, esposa de Hales.

En enero de este año, The Clinic Online había informado de la denuncia, mientras que Sábado publicó durante la jornada el reportaje con los relatos de las presuntas víctimas.