Seguramente de los casos de abusos en la industria del cine que han ido apareciendo en las últimas semanas, acaso el más bullado sea el de Kevin Spacey. Ridley Scott lo eliminó de su última película a mes y medio del estreno y su personaje en la exitosa “House of cards” está a punto de decir adiós también (Netflix canceló la serie).

Entonces es que Bryan Cranston, protagonista de “Breaking Bad”, cree que la carrera del protagonista de “American Beauty”  ya es historia.

“Es un actor fenomenal, pero no es una buena persona”, dijo a BBC. “Su carrera ahora está acabada, pienso yo”, sostiene.

Hace un par de días atrás, la expresentadora de televisión, Heather Unruh, acusó a Spacey de haber abusado de su hijo cuando este tenía 18 años.

En una rueda de prensa que tuvo lugar en Boston (EE.UU.) y en la que no pudo contener las lágrimas, Unruh aseguró que Spacey abusó de su hijo en julio de 2016 en un bar de la isla de Nantucket, situada frente a la costa del estado de Massachusetts.

“Mi hijo no tenía ni idea de que el famoso actor era un supuesto depredador sexual o de que se iba a convertir en su próxima víctima”, afirmó.