A 70 kilómetros de Valdivia, en la comuna de Mariquina, fue donde cumplió su deber cívico el chileno Celino Villanueva, el hombre más longevo del mundo.

Cita Cooperativa que el anciano de 121 años llegó hasta el Liceo Politécnico Pesquero de la localidad de Mehuín en su silla de ruedas y acompañado de su cuidadora Ivonne Morales. Ahí fue entonces que Celino sufragó en la mesa 2.

 

“Hoy se despertó a las 9:30 de la mañana y quería venir a votar temprano pero estaba muy helado, así que le dijimos que tendría que esperar hasta después de almuerzo para venir a votar, por lo que estaba esperando con ansias para venir a votar”, dice la mujer.

“Le nombramos a todos los Cores por número y ahí el veía cuál era el número que buscaba”, cuenta.