1-Lo difícil no es estar con los amigos cuando tienen razón, sino cuando se equivocan.

2-El arte es una rebelión contra el destino. Todo el arte es una rebelión contra el destino del hombre.

3-Todo hombre se parece a su dolor.

4-Si de verdad llegásemos a poder comprender, ya no podríamos juzgar.

5-La muerte no es cosa tan grave, el dolor, sí.

6-No se necesitan nueve meses, se necesitan cincuenta años para hacer un hombre, cincuenta años de sacrificio, de voluntad, de… ¡tantas cosas! Y cuando ese hombre está hecho, cuando ya no queda en él nada de la infancia ni de la adolescencia, cuando verdaderamente es un hombre, no sirve nada más que para morir.

7-Quien se queda mucho tiempo mirando a los sueños, termina pareciéndose a una sombra.

8-“El verdadero combate empieza cuando uno debe luchar contra una parte de sí mismo. Pero uno sólo se convierte en un hombre cuando supera estos combates.

9-Si las cosas cambiaran bastante más deprisa, nunca habría revolución. Un conservador inteligente es siempre un reformador.

10-Es posible que en el dominio del destino, el hombre valga más por el ahondamiento de sus preguntas, que por sus respuestas.