Los Gobiernos de Argentina y Chile firmaron hoy un acuerdo para el retiro de 50 millones de toneladas de escombros depositados en territorio argentino por la fronteriza empresa minera chilena Los Pelambres, perteneciente al grupo Luksic, una situación que generó una fuerte controversia en los últimos años.

En concreto, el ministro de Relaciones Exteriores del Ejecutivo de Mauricio Macri, Jorge Faurie, y el embajador de Chile en Buenos Aires, José Antonio Viera-Gallo, rubricaron un acuerdo que establece que el plan de retiro de residuos y las obras de mitigación se lleven a cabo en coincidencia con una resolución del Juzgado Federal Nro. 2 de San Juan.

“Y en ese marco, se coordinarán las acciones necesarias para que la minera Los Pelambres pueda iniciar las obras el 15 de diciembre próximo”, explicó la Cancillería argentina en un comunicado.

El convenio se rubricó en presencia de Sergio Uñac, gobernador de la provincia de San Juan, donde se halla la minera El Pachón, controlada por la suiza Glencore, que en mayo de 2014 demandó a Pelambres, gestionada por Antofagasta Minerals (grupo chileno Luksic), por la presunta instalación ilegal desde Chile y en sus terrenos de un “botadero” con aproximadamente 50 millones de toneladas de escombros y casi 500 neumáticos mineros de gran escala.

Aquella denuncia se explicaba que los residuos habían cubierto y afectado a lagunas y bofedales de la Cordillera de los Andes.

Con la firma de hoy, se ha alcanzado según Argentina “una solución satisfactoria” a la situación que el país “venía planteando al gobierno chileno desde 2011”.