Varios ministros y testaferros de políticos del Gobierno venezolano presidido por Hugo Chávez (1999-2013) recibieron presuntamente comisiones ilegales superiores a 2.000 millones de euros por intermediar a favor de compañías extranjeras en adjudicaciones de Petróleos de Venezuela (PDVSA), afirma hoy el diario español El País.

Según el periódico, al menos diez personas “ex dirigentes chavistas, empresarios y sus familiares” estuvieron implicados en el esquema que investiga la Policía de Andorra y maneja por supuesto blanqueo la juez Canolic Mingorance de ese principado, ya que los pagos se abonaron en la Banca Privada de Andorra (BPA).

Desde Andorra, principado situado entre España y Francia, el dinero salía después a paraísos fiscales como Suiza o Belice a través de una intrincada red que pretendía ocultar los fondos.

El País, que tuvo acceso a cuentas corrientes de los cabecillas y a detalles confidenciales de sus sociedades instrumentales, afirma que la red la formaron los exviceministros de Energía de Venezuela Nervis Villalobos y Javier Alvarado; un primo de un expresidente de PDVSA y directivos del gigante petrolero y se completaba con un magnate de los seguros y testaferros.

Villalobos fue detenido en Madrid el pasado mes de octubre por distinta causa a petición de EEUU, que solicita su extradición.

La juez del caso sospecha que se cobraron comisiones del 10 % y el 15 % a compañías extranjeras, especialmente chinas, las cuales después recibieron contratos de extracción de petróleo gestionados por PDVSA y sus filiales.

El País añade que la policía investiga además las cuentas ocultas del magnate venezolano de los seguros Omar Frías, cuyos depósitos alcanzaron los 586 millones de euros.