El exmandatario y abanderado de Chile Vamos, Sebastián Piñera, ganó este domingo la segunda vuelta presidencial en Chile con una ventaja de 636 mil votos (nueve puntos) sobre la carta del oficialismo, el senador Alejandro Guillier.

Con casi la totalidad de las mesas escrutadas (99,96%), Piñera llegaba a los 3.795.280 votos por sobre los 3.159.446 del periodista.

Contrario a lo que se había estimado en las semanas previas, marcadas por reveses comunicacionales del ex Jefe de Estado, desde las primeras horas la tendencia indicaba que la contienda estaba lejos de ser estrecha y que se inclinaba en favor de Piñera.

A eso de las seis de la tarde, desde el comando del multimillonario comenzaban a aflorar entonces los primeros indicios del triunfo.

Así, cuando el reloj marcaba las 18:45 horas y ya se habían escrutado el 10% de las mesas, la diferencia en favor de Piñera se insinuaba irremontable. Esta situación casi que se confirmaría sólo 25 minutos más tarde cuando, con las mitad de las mesas, la ventaja se ubicaba por sobre los ocho puntos.

Como dato anexo, Piñera -quien se apresta a su segundo mandato en el país- superó la votación de Michelle Bachelet en 2013. En aquella oportunidad, la actual Presidenta se impuso a Evelyn Matthei con 3,470,055 votos.

“Chile ha dado una señal en esta jornada dolorosa”, diría Guillier al admitir lo que denominó como una victoria maciza de su contendor.

En total, la participación sobrepasó los 7 millones de votos, cifra que se compara con los 6.596 331 de la primera vuelta.