El domingo pasado el presidente de la mesa 192 del Estadio Bicentenario de La Florida, Diego Amthauer, provocó la ira de los apoderados electorales por su forma burlesca de anunciar los votos en favor de Alejandro Guillier.

Fue tanto el enojo de los presentes en el lugar de votación, que comenzaron a exigir a gritos que dejara de contar los sufragios. El malestar de la gente, materializado incluso en lanzamiento de agua contra el joven de 26 años, provocó que hasta el personal del Ejército llegara a poner orden y custodiar al hombre.

En ese momento, Amthauer explicó a la prensa que “toda la gente me dice que apoyo a Piñera, burlándome de Guillier, yo no me burlo de nadie, soy imparcial, yo así hablo (…) se burlaron de mí por mis problemas con las cuerdas vocales, quiero seguir leyendo, sólo quiero seguir haciendo mi trabajo y que no se burlen de mí”.

Lo cierto es que la explicación no fue del todo convincente para los apoderados de mesa. En ese contexto, 24 Horas conversó con el estilista y barbero de profesión en las afueras de su hogar.

Allí lanzó una inesperada confesión que de seguro llenará aún más de ira a todos los que presenciaron su conteo de votos en vivo y en directo:

“Todo fue una actuación, yo no tengo problemas a las cuerdas vocales, sólo me hice el payaso, quise dejar la embarrada, quiero pedir disculpas a toda la gente que se sintió mal”, reconoció.

Luego soltó que cuando quiso detenerse ya era demasiado tarde. Por miedo a ser detenido tuvo que morir en la suya.

Para ver su forma de contar los votos, pincha acá (24Horas).