Un hecho insólito ocurrió al interior de una familia en Cork, Irlanda.

Resulta que la madre del grupo familiar recibió un verdadero balde de agua fría cuando se dio cuenta que su hijo de 14 años se había gastado todo su sueldo en micropagos del juego de Play Station FIFA 18.

Según consigna Culto de La Tercera, la mujer entregó su versión de los hechos claro que con la única condición de mantener su identidad en el anonimato.

En ese sentido relató que su calvario comenzó cuando decidió comprar con su tarjeta el juego en formato digital para regalárselo a su hijo.

Su querido retoño comenzó a comprar de manera descontrolada contenidos del juego. En su defensa, el joven explicó que jamás supo que los elementos adquiridos estaban siendo comprados con dinero real.

La madre, por su lado, reclamó que el juego no muestra los avisos suficientes para advertir sobre las compras. A su vez, señaló que “él no comprendía que los puntos que estaba comprando costaban dinero real. Cuando compras el juego o lo juegas no se te avisa de que esos elementos cuestan dinero real. No tuvo que hacer nada para activar la tarjeta”.

Tras reclamarle a PlayStation, la mujer detalló que en la firma le dijeron que nada podían hacer, ya que el juego está destinado a adultos.

“Era primera navidad trabajando a tiempo completo y veo que mi cuenta bancaria se queda vacía. Es algo horrendo”, se lamentó la mujer.