Algunos integrantes del Frente Amplio reaccionaron molestos tras enterarse de la reunión que sostuvieron los diputados Gabriel Boric, Giorgio Jackson y Vlado Mirosevic con representantes de la Nueva Mayoría, todo esto con miras a posibles acuerdos para conformar grupos en el Congreso y así evitar que la derecha tome control de la Cámara.

Según consigna El Mercurio, el diputado por Magallanes recogió el guante y mandó un mensaje por WhatsAPP para explicar a sus compañeros que esta cita la pidió el oficialismo para “explorar la posibilidad de futuros acuerdos del funcionamiento del Congreso…para evitar que la derecha se haga con el control de la Cámara”.

Añadió que “nosotros señalamos que compartíamos que era indeseable que la derecha tenga el control de la Cámara, pero que la posibilidad de un acuerdo FA-NM al respecto lo discutiríamos internamente primero antes de entrar en cualquier conversación con ellos”.

De acuerdo al matutino, la diputada Claudia Mix criticó que “no debemos actuar como la Nueva Mayoría; la ansiedad de algunos puede poner en riesgo el Frente Amplio”.

En tanto, la diputada de Izquierda Libertaria Gael Yeomans dijo que “sé que ha habido molestia pero es porque ha habido una desorganización. Nadie nos va a imponer una comisión y no estamos de acuerdo con que esa sea la forma de operar; no son buenos tratos”.

Francisco Figueroa, de Izquierda Autónoma, afirmó que “la ansiedad por entenderse con la Nueva Mayoría no los puede llevar a desatender la unidad de la bancada del Frente Amplio”.