El presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien fue víctima de noticias falsas durante la campaña electoral en 2017, anunció que promoverá una ley para luchar en contra de la proliferación de estas informaciones.

En las próximas semanas se presentará un texto para que “los contenidos en internet no tengan, durante el periodo electoral, las mismas reglas”, anunció Macron. “Aumentarán las obligaciones de transparencia sobre todos los contenidos patrocinados, para que se haga pública la identidad de los anunciantes y de quienes los controlan”, señaló el presidente francés.

Para Macron, “todas las voces no valen lo mismo”, y menos en un momento en el que “nunca ha sido tan fácil pretender pasar por periodista” y en el que “hemos dejado que la confusión se instale por quienes explotan el relativismo absoluto”, señaló.

Macron fue víctima durante la campaña de varias de estas informaciones falsas, como bulos sobre su presunta homosexualidad o una supuesta cuenta en un paraíso fiscal, que se propagaron sobre todo desde la órbita de medios progubernamentales rusos como la televisión Russia Today o la agencia de noticias Sputnik.

“Hay una fascinación nacionalista que regresa. Muchos países en las fronteras de Europa y dentro de la propia Europa se ven tentados por la democracia iliberal, y la primera víctima es siempre la prensa”, advirtió Macron.

Además, Macron prometió sacar el próximo viernes a colación el asunto de los periodistas detenidos en Turquía cuando reciba la visita del presidente de ese país, Recep Tayip Erdogan. “Lo haré con respeto, pero en defensa de nuestros valores y nuestros intereses”, dijo, tras recordar que ya logró con su mediación la liberación de dos periodistas franceses detenidos en Turquía cuando trabajaban en ese país.