El viernes de la semana anterior, la exministra Mariana Aylwin selló su salida de la DC a través de una carta en la que, junto con otros ahora exfalangistas, afirmó que “nos mueve el haber llegado a la dolorosa conclusión que la Democracia Cristiana ha tomado un rumbo que – a nuestro juicio- se aleja de una visión propia de la sociedad, desdibujando su identidad”.

Pues bien, este lunes en conversación con T13 Radio, la hija del expresidente Patricio Aylwin se refiere a la comentada decisión que compartió junto a los miembros del grupo “Progresismo con Progreso”.

“Esta no fue una decisión arrebatada ni precipitada, fue un proceso, ciertamente es doloroso, pero tiene un sentido y era imposible seguir dentro de la DC por muchos motivos, porque en el fondo llegas a la conclusión de que desde ese lugar no puedes aportar a lo que es mejor para el país”, explica.

“Por lo menos hoy día me siento muy lejana de la Nueva Mayoría y de una Nueva Mayoría que además quiere ampliarse hacia el Frente Amplio, mi tema es dónde está la identidad el centro político, no hablemos más de una alianza de centro izquierda, es una alianza de izquierda, yo no soy de izquierda y no voy a ser nunca de izquierda, tampoco soy de derecha, y siento que ser democratacristiano ha sido como una cultura, no es sólo un pensamiento, es una manera de mirar el mundo, es una manera de actuar”, redondea.

En la instancia de conversación, la ex secretaria de Estado también comenta el viaje de Michelle Bachelet a Cuba, en donde se reunirá con Raúl Castro.

“Sólo explica su ser más íntimo y dónde está su corazón, y eso se reflejó en este gobierno”, dice. Además, afirma que “me parece incomprensible, y de verdad no quiero estar en un lugar, me parece incompatible estar en un lugar donde uno piensa tan distinto sobre el valor de la democracia, el valor de los derechos humanos, porque para nosotros los derechos humanos son inalienables en cualquier lugar, o participar de un conglomerado, de una alianza en la cual la Presidenta no es capaz de conversar con los disidentes cubanos”.