En el programa “El primer café” de Radio Cooperativa, el canciller chileno, Heraldo Muñoz, se refiere al reciente viaje de la Presidenta Michelle Bachelet a Cuba, lugar en el que se citó con Raúl Castro, mas no con la disidencia en la isla, cuestión por la que fue fustigada por la derecha.

“El propósito era de dialogar y discrepar, porque Chile tiene acuerdos y desacuerdos con Cuba sobre distintos temas importantes. Cuba ha ayudado en algunos asuntos de interés nacional para Chile, pero Cuba es un país que tiene influencia, que tiene presencia, que tiene una diplomacia seria que cumple sus acuerdos, pero tenemos discrepancias con ellos, algunas se pueden tratar en privado”, dice el ministro de RREE.

Muñoz sostiene entonces que más allá de cuestiones de índole económico la “razón fue esa”.

Sobre el hecho de no reunirse con la disidencia del castrismo, responde que “hay muchos otros países que van (a Cuba), que son países democráticos, entienden que si bien hay discrepancias con Cuba, prefieren enfatizar el diálogo”.

“Ha habido muchos jefes de Estado europeos democráticos que también valoran lo que se ha hecho en materia de derechos humanos, en el ámbito económico y social, no así en el ámbito de las libertades públicas y los derechos humanos fundamentales cívicos”, complementa.