Días atrás, en entrevista con El Mostrador, la esposa de José Antonio Kast, Pía Adriasola, armó un tremendo debate cuando al hablar de sexualidad citó al guatemalteco Ricardo Arjona.

“Una de las personas que yo siempre digo que mejor lo reconoce es Ricardo Arjona, ¿te fijas? Si tú ves el historial de sus canciones, ya cuando al final llega a decir ‘por favor acompáñenme a estar solo, no quiero más guerra con esta cuestión’, es porque el hombre se ha dado cuenta de que no encontró ninguna felicidad y, al revés, se le produjo un vacío interior tremendo, porque somos seres humanos y no animales”, planteó cuando afirmaba que la sexualidad perdía sentido cuando se trataba de un simple momento de placer fugaz.

Y entonces prosiguió: “Llama la atención la evolución de Ricardo Arjona. Tú ves las primeras canciones y tú dices ‘este gallo es un mujeriego de tomo y lomo, con todo lo que canta, claramente él se dedica a disfrutar de las mujeres’. Y que, después de todo un proceso, él llegué a la reflexión de poner en una canción ‘acompáñame a estar solo y sé mi ángel de la guarda’, es como decir no me toques y no me dejes tocar”.

Ahora Adriasola vuelve a levantar una polvareda cuando cuestiona el proyecto de identidad de género, haciendo una analogía con la compra de alcohol. Así lo expone: “Qué paradoja: menores de 18 años no pueden comprar alcohol pero si podrán cambiar su identidad sexual . Muy mal la Comisión de DDHH”.

Pía Adriasola además acompaña su mensaje con un “#LeyIGMalProyecto #Congreso”.