Este viernes la Presidenta Michelle Bachelet calmó los temores del diputado electo por Evópoli, Luciano Cruz-Coke, ante una posible tercera candidatura presidencial de la Jefa de Estado.

Según consigna Radio Oasis, la Mandataria aseguró que aquello “lo descarto completamente”. Eso sí, avisó que se quedará en Chile porque “yo amo a mi país y he estado mucho rato afuera. No voy a estar todos los días en los diarios, pero si es necesario expresarse lo voy a hacer”.

Añadió que “yo estoy por jubilarme todo lo que sea necesario, no pretendo estar sintiéndome que estoy llamada a continuar en la misma línea”.

En este sentido, Bachelet aprovechó de manifestar su preocupación, respecto a que “si bien hay mucha gente que quiere ser Presidente de la República, yo no veo mucha gente que la gente quiera que sea Presidente”.

Ayer el exministro de Cultura de Piñera criticó la supuesta idea, luego de que la Presidenta soltara que “defenderemos todo lo necesario de los cambios que han hecho que para mucha gente la vida sea mejor. Me voy a quedar en mi país… quien nace chicharra muere cantando”.

En conversación con La Segunda, el ex secretario de Estado afirmó que esto “confirma la posibilidad de una tercera postulación a la Presidencia, subrayando en que desconfía que la centroizquierda y el Frente Amplio logren generar un referente unido que haga el peso a la derecha en las próximas elecciones”.

El diputado electo de Evópoli añadió que aquello “pone de manifiesto la intrascendencia de su coalición y, al mismo tiempo, señala con claridad que solo ella tendría el liderazgo de generar, y a la vez destruir, alianzas con posibilidades reales de gobierno”.