El Banco Mundial ofreció sus más sinceras disculpas por una serie de irregularidades que cometió en el ranking de competitividad empresarial de diferentes países y que afectó concretamente a Chile durante el primer gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

En conversación con el medio Wall Street Journal, el economista en Jefe y Vicepresidente Senior del Banco Mundial, Paul Romer, reconoció que el hecho fue “injusto y engañoso” por lo que pronto la entidad corregirá y volverá a calcular los rankings nacionales en este ítem.

Romer detalló que el indicador cayó durante el primer gobierno de Bachelet y subió fuertemente en la administración de Sebastián Piñera. Agregó además que la clasificación de nuestro país fue “especialmente volátil” en los últimos años, “potencialmente contaminada por las motivaciones políticas del personal del Banco Mundial”.

La publicación del medio antes mencionado advierte que las correcciones del Banco Mundial apuntarán a los elementos que provocaron una baja en el ranking de competitividad durante la segunda administración de Bachelet.

A través de su cuenta de Twitter, Romer manifestó que “quiero disculparme personalmente con Chile y con cualquier otro país en el que transmitimos una impresión equivocada”.

También asumió su culpa “porque no aclaramos lo suficiente”.

Cabe destacar que la publicación de WSJ expone que el ex director del grupo encargado de la información fue Augusto López-Claros, ex académico de la U. de Chile vinculado a la Universidad de Georgetown.