El director ejecutivo de Televisión Nacional de Chile, Jaime de Aguirre, se refirió a la renuncia de los tres integrantes de oposición del directorio del canal estatal, María José Gómez, Jorge Atton y Lucas Palacios, hecho que viene a profundizar la crisis que se vive al interior de TVN.

Según consigna El Mercurio, de Aguirre afirmó que “hay tres directores que dijeron ‘no creemos en el proyecto’, y hay tres directores que sí creen en él. ¿Eso se llama agudización de una crisis? Sí (…) Yo no conozco una empresa, en ninguna parte, que tenga dificultades y renuncie su directorio”.

Respecto al proyecto de capitalización de TVN que se discute en el Congreso y que aportará US$47 millones en ese sentido y otros US$18 para el canal cultural, dijo que “la capitalización tiene como objeto tener los recursos suficientes para iniciar un proceso de reconversión en una industria muy complicada y deficitaria en el orden de los $21 mil millones anuales!”.

Agregó que “no es una situación fácil, pero somos el único canal que todavía no recibe un apoyo mínimo ‘del dueño’ (Gobierno)”.

¿Un posible rechazo a la inyección de plata? de Aguirre soltó que “si el dueño no tiene la voluntad de seguir con su proyecto, habrá que cerrarlo, venderlo, regalarlo, no tengo idea. Esto tiene que ver con la voluntad del dueño de seguir adelante con la vocación de servicio público que tiene un canal como este”.

Vale decir que este viernes los 3 directores en cuestión argumentaron formalmente que su salida se debía a que la administración de Ricardo Solari no contaba con un plan de mediano y largo plazo para enfrentar la fuerte crisis que vive el canal.