Ciento treinta mil dólares (algo así como 78 millones de pesos chilenos) es lo que habría pagado Donald Trump a una actriz del porno para silenciarla. La revelación la hace The Wall Street Journal, medio que sitúa el hecho en octubre de 2016, justo un mes antes de que se realizaran las elecciones presidenciales en las que el blondo termina imponiéndose a la carta demócrata Hillary Clinton.

Según el citado diario, Michael Cohen, uno de los principales abogados de Trump es quien habría negociado con Stephanie Clifford, la actriz en cuestión.

Conocida en el ambiente del cine para adultos como Stormy Daniels, la mujer afirma que el encuentro tuvo lugar en un torneo de golf en 2006 cuando Trump ya estaba emparejado con Melania.

De ese mismo momento, además trasciende que Alava Evans, también actriz porno, dice que tanto Trump como Clifford le ofrecieron un trío. “Todo lo que voy a decir es que he acabado con Donald en su habitación de hotel. Imagínatelo en calzoncillos persiguiéndome por la habitación”, dice.

Desde la Casa Blanca no se refieren al eventual acuerdo económico, pero afirman que se trata de “informes antiguos y reciclados que ya fueron publicados y totalmente desmentidos antes de las elecciones”.