La llegada del Papa Francisco al Aeropuerto de Santiago estuvo marcada por los problemas que le causó el viento en su vestimenta.

Pese a que tomó sus medidas preventivas como por ejemplo sacarse su solideo, el Sumo Pontífice enfrentó un par de percances con su túnica al momento de saludar a la Presidenta Michelle Bachelet.

El hecho fue solucionado gracias a uno de los asistentes que afirmó su indumentaria por todo el rato en que Jorge Bergoglio conversó y compartió con la Mandataria.

Para ver el momento exacto, pincha acá (Radio Cooperativa).