Antes de participar de la visita del papa Francisco en el Palacio de La Moneda, en donde el pontífice se reunió de manera privada con la Presidenta Bachelet además de proferir un discurso en el que pidió perdón por los abusos a niños de parte de miembros de la iglesia, el mandatario electo, Sebastián Piñera, compartió un imagen que se vio obligado a eliminar de su cuenta de Twitter.

La fotografía, desmentida ya en 2014, mostraba a “los tres papas” reunidos; a saber, Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco.

Al advertir el error por la foto trucada, los primeros tuiteros en notar el fail se dieron un festín con Piñera.

La imagen real, vale aclarar, tiene como protagonistas a Juan Pablo II,  Ratzinger y al cardenal Luigi Dadaglio, cuyo rostro fue cambiado por  el de Jorge Bergoglio.