2022: CONSERJE
Luego del término de su período en el consejo de asignaciones, Andrés logra conseguir un puesto como conserje limpiando los baños del Congreso. “Es un sueldo reguleque de 6 palos no más”, explica.

2034: TOPE DE PUERTA
Al acabarse su período de prueba de 12 años como conserje, Zaldívar se queda parado en la entrada de la cámara alta, consiguiendo así el puesto para detener la puerta antes que golpee con la pared. “Es una platita extra para mi vejez, unos 3 palitos”, dice.

2044: CABEZA COCINERO
Luego de su muerte, los científicos de la D.C. logran revivir su cabeza, la que consigue un puesto en el casino del Congreso. “Que no se malinterprete, es solo algo para mantenerme vivo, no saco nada con esto”, explica mientras cobra su cheque por 7 millones.

2056: ROBOT PRESIDENTE DEL SENADO.
Gracias a los avances tecnológicos brindados por los médicos migrantes cubanos, Zaldívar logra ser el protagonista del primer trasplante exitoso de cabeza a un cuerpo de robot. Por medio de las pistolas de láser de su nuevo cuerpo, toma el control de la cámara alta.

2156: CAFETERA
Luego de 100 años al mando del Congreso, el cuerpo robótico de Andrés comienza a fallar. Por suerte, y gracias a la ayuda de los técnicos, logran convertir el robot en una cafetera. “Solo cobro 140 luquitas el moccachino”, dice el ex senador.

2218: MUERTE Y REENCARNACIÓN
Cansado de vivir en una cafetera y debido a los recientes estudios científicos que prueban que el alma se reencarna, Andrés Zaldívar instala su esencia en el recién nacido hijo de una senadora. Ahora pasa sus tardes en la guardería de la Junji del Congreso.