Un pozo de plata.

Eso es lo que hay y que no pertenece a nadie en fondos rezagados que administran las AFP en Chile. Según informa LUN son algo así como 260 millones de dólares.

Este mismo medio dice que el Gobierno pretende darle un destino a esas platas. Para ello, ya existe un proyecto de ley aprobado en la Cámara de Diputados.

 

 

La idea es que puedan verse beneficiados unos 860 mil pensionados y afiliados muy prontos a jubilar que estén dentro del 60% más vulnerable.

Para los primeros habría un pago único de $150.000 y para los segundos, un monto similar para mejorar sus jubilaciones.

 

“Yo estoy de acuerdo en entregar ese fondo a la gente de menos ingresos, porque es plata que se viene acumulando desde el año 1981, desde que se creó el sistema, y es difícil que alguien reclame si son 10 años o más con esos fondos sin dueños. Es mejor esta medida a que se decida, en algún momento, mandar esa plata al Fisco”, dice Andrés Guerra, gerente general de la gestora previsional Previsionarte.