Los dos zorrones que grabaron la estupidez de chocar por atrás a un vehículo en plena Costanera Norte, considerando que se trataba de un juego gracioso, resultaron ser amigos del conductor del auto que se fue contra las barreras de contención en la mencionada autopista capitalina.

En la víspera, el video compartido en la página Denuncia Vitacura había provocado un masivo repudio en redes sociales. Ahora, más allá de que se trate de amigos, el hecho sigue siendo indignante, pues bien pudiera haber salido dañado un inocente.

Sebastián de la Fuente, el conductor del Chevrolet Aveo que sus amiguitos toparon por atrás, resultó en todo caso con lesiones tras la jugarreta.

“Tras el incidente, mi hijo quedó shockeado y sufrió una torcedura de cuello. Él abandonó el auto en la carretera y luego, desde Costanera Norte fueron a dejarlo a la 37° Comisaría de Vitacura”, relata Marco de la Fuente, padre de Sebastián a LUN.

“Me enteré del video hoy día. No teníamos ni idea cómo fue el choque. Inmediatamente llamamos a un abogado y él hablará con las personas correspondientes para resolver esta situación”, afirma.

La capitán de la Dirección de Investigación Criminal de Carabineros, Valeska Suárez, confirma que la familia no ha denunciado el hecho debido al vínculo de amistad que existe entre los involucrados.

De todos modos, la oficial dice que “con la viralización de este video se inició la investigación de oficio a través de la Dirección de Investigación Criminal para esclarecer si hubo víctimas lesionadas. Al ser entrevistado el dueño del vehículo se logró establecer que ambos conductores se conocían y tenían un grado de amistad. Por esta razón no se realizó una denuncia a Carabineros”.

“Están todos los elementos para que los puedan sancionar”, apuntan desde la concesionaria.