Las principales aerolíneas de Japón han suspendido hoy 278 vuelos debido a las fuertes nevadas que sufre Tokio y el norte del país, lo que ha llevado a que se activara la mayor alerta en cuatro años por este fenómeno meteorológico, y que ha obligado también a suspender algunas conexiones por tren.

La Agencia Meteorológica de Japón (JMA) emitió una alerta por las intensas nevadas en la mayor parte de la región capitalina, algo que no ocurría desde el 14 de febrero de 2014, cuando las fuertes nevadas causaron seis muertos, más de un millar de heridos y graves alteraciones en la red de transporte.

Las nevadas podrían alcanzar capas de hasta 50 centímetros en la región nororiental de Tohoku y el centro de la isla principal de Honshu, donde se halla la capital japonesa, mientras que en las zonas oeste y sur del país se prevén 20 centímetros, precisó la JMA.

Hasta las 20.00 hora local 278 vuelos, la mayoría con destino o salida en los aeropuertos tokiotas de Haneda y Narita habían sido cancelados, después de que la JMA pronosticara fuertes nevadas hasta la mañana del martes.

Más de un centenar de trenes que operan el servicio rápido en varias líneas que conectan el centro de Tokio con las prefecturas colindantes de Yamanashi, Chiba, Tochigi y otras más lejanas como Nagano o Shizuoka suspendieron sus operaciones, informó la cadena pública japonesa NHK.

La agencia meteorológica nipona ha recomendado regresar a casa antes de que el temporal se intensifique, mientras que el Ministerio de Transporte ha instado a los ciudadanos a “evitar salir si no es necesario o por una emergencia” y a los conductores a tener preparadas las cadenas.

Esto ha causado grandes congestiones en algunas de las principales estaciones de metro y tren de Tokio como Shibuya, Shinjuku o Ikebukuro, donde se observaron largas colas y aglomeraciones masivas de pasajeros que trataban de viajar a sus hogares antes de que anocheciera y se intensificara la nevada.

Muchas de las carreteras de la zona central del país se han visto afectadas, mientras que se espera que la totalidad de las autopistas que conectan Tokio permanezcan cerradas el martes, así como otras vías en Kioto, al sudoeste de la capital japonesa, detalló NHK.