El actor estadounidense, Macaulay Culkin (37), se sinceró en una entrevista con el programa “WTF” DE Marc Maron, instancia en la que habló de su terrible infancia y la figura de su padre, a quien definió como un “abusador” y una “persona violenta”.

En dicha conversación con el medio antes citado, el protagonista de “Mi Pobre Angelito” señaló que en esos primeros años de infancia y fama “viajaba por todo el país encerrado; me pasaba el rato en una habitación con un hombre (su padre) al que no le gustaba. Era un mal hombre, una persona violenta, tanto emocional como físicamente. Era un mal tipo, un abusador. Era alguien muy complicado”.

Añadió que sentía que su padre se frustraba porque nunca consiguió lo que él sí pudo a la corta edad de 10 años.

“Todo lo que trató de hacer en la vida yo le había superado con solo diez años”, dijo Culkin, al mismo tiempo que relató hechos de violencia cuando fue pequeño.

“Era un hombre malo (su padre), podría enseñarte las cicatrices si quisiera”.

Aseguró, a su vez, que el divorcio de sus papás en 1994 fue lo mejor que le pudo pasar en toda la vida puesto que pudo dejar su pega en el cine por un largo rato: “quería tomarme un descanso desde hacía tiempo”.