El fallecimiento de Nicanor Parra a los 103 años, ocurrido el pasado martes, sigue generando reacciones entre el mundo literario, público y político.

En este contexto, uno que no quiso quedar fuera de los homenajes que se han manifestado durante la semana fue el exPresidente Ricardo Lagos, quien publicó una carta en El Mercurio donde rescata el valor y el legado que deja el antipoeta.

Titulada “Tenemos Nicanor parra rato”, Lagos se basa en el discurso que él mismo pronunció en la Feria del Libro 2006, cuando presentó la obra “Memorias Completas” del escritor.

De esta forma, el otrora mandatario indica que “Poemas y Antipoemas” marcó una antes y un después en la carrera de Parra y en la historia de la poesía: “irrumpió y revolucionó la escena literaria hispanoamericana con una nueva forma de escribir poesía, vinculada a un lenguaje más coloquial, impetuoso y cargado de humor como el de su padre, maestro rural que se reía mucho de sí mismo”.

“Con este libro nació un universo parriano que lo transformó en un iconoclasta permanente y que dirigía su estética hacia una vanguardia libre de estereotipos que despistaba y provocaba”, complementa.

En cuanto a “La Cueca Larga” (1958), Lagos apunta que “no es más que el testimonio profundo del valle central de Chile con ‘su zapateo y escobillao'”, y que en Noticiario (1957) “fue una especie de Nostradamus al narrar una plaga de motonetas en Santiago, una huelga de profesores y estudiantes, y la especulación con astros y planetas. Es decir, anticipó que se caía el muro de Berlín mucho antes de 1989”.

Siguiendo con la obra del fallecido escritor, Lagos recoge que “Los ‘Antipoemas y Artefactos’ son un canto al futuro. Por eso Nicanor Parra, a sus ochenta, noventa o cien años, siempre fue el más joven de los poetas chilenos. A los 103 años se fue a cantar junto a su hermana Violeta ‘Gracias a la vida’, y todos los que tuvimos el privilegio de conocerlo y leerlo, podemos cantar con ellos”.

Finalmente, agrega que pese a su fallecimiento, el antipoeta “seguirá con esa capacidad y energía para entusiasmarnos a todos con las aventuras del mañana (…) por eso Irá&volverá siempre”.

Revisa la carta completa publicada en El Mercurio.