Un colombiano que transportaba en una embarcación fluvial casi dos toneladas de “skunk” -una droga derivada del cannabis- fue detenido hoy en una localidad situada en la tríplice frontera de Brasil, Perú y Colombia, después de que intercambiara tiros con agentes del Ejército de Brasil.

La detención se produjo en la ciudad de Tabatinga, localizada en el estado brasileño de Amazonas, según informó la estatal Agencia Brasil.

Otros dos narcotraficantes lograron escapar del buque, en el cual se encontraron, además de los 1.849 kilos de la sustancia, un fusil AK-47, una pistola Beretta 9 milímetros, munición y cargadores.

Ésta fue la cuarta aprehensión del 8° Batallón de Infantería de Selva en 2018, responsable de intensificar las acciones de crímenes transfronterizos en la región.

La operación, bautizada “Ágata”, ha aprendido 5,3 toneladas de “skunk” en lo que va del año.

El “skunk” es una “supermarihuana” obtenida por el cruzamiento de varias especies de la planta y cuenta con una concentración más alta de sustancias psicoactivas.