El sitio Cultura Colectiva elaboró una publicación donde recoge los 6 errores más comunes que se cometen en la masturbación femenina.

En ese sentido, el medio antes citado destacó los problemas que no permiten que esta práctica natural pueda fluir de la mejor manera, al mismo tiempo que advierte que estos elementos pueden provocar ciertas enfermedades si no se realizan de manera responsable.

No lavarte las manos: La recomendación es siempre mantener la limpieza, ya que antes nuestras manos tocan distintos alimentos u objetos que pueden generan alguna infección.

No usar lubricante: Pese a que muchas utilizan saliva o sus propios fluidos, para quienes no pueden lubricar con facilidad se les recomienda usar uno artificial que evitará irritaciones.

Caer en la rutina: Si siempre te masturbas acostada boca arriba, podrías experimentar boca abajo, en la ducha o sentada en una silla. La idea es jugar y dejar que las cosas fluyan.

No usar preservativo: Cultura Colectiva recomienda que si se usa un juguete sexual hay que utilizar un preservativo que evite infecciones producto de algún fragmento del objeto que se quede en la vulva.

Quedarte con lo básico: Jugar con nuevas técnicas o informarte sobre las distintas maneras para llegar a un buen orgasmo.

Sentirlo como un pecado: Muchas mujeres llevan en su interior un sentimiento de hacer haciendo algo mal cuando se masturban, siendo que es un acto de lo más normal. Sé libre.