Un particular accidente que dejó parte de una casa destruida ocurrió en las últimas horas en el barrio Mataderos de Buenos Aires, cuando se intentaba instalar una piscina en el patio de la propiedad.

Todo ocurrió en una calle con casas de fachada contínua por lo que un camión grúa elevó en primera instancia la “pileta” de fibra de vidrio por sobre la construcción para dejarla en el patio.

Algo falló en las bases del vehículo pesado y el fierro de la grúa cayó encima de la casa, partiéndola prácticamente en dos y dejando algunos heridos.

Así lo vieron los medios argentinos:

La física lo explica todo