Nadie imaginaria una escena así en un restaurante: una pareja, apenas terminada la comida, se dejó llevar por la pasión y empezó a tirar con grado 3 delante de todos los empleados del lugar.

Inicialmente los tortolitos ignoraron a los camareros. Uno de ellos en particular se quedó cerca de la pareja pidiéndoles el dinero de la cuenta. Su tenacidad fue premiada. El hombre sacó la billetera con su enamorada arriba y le pasó la tarjeta de crédito.

Otro camarero mientras tanto grabó la escena con su smartphone y la mandó por redes sociales.

Para ver el momento antes relatado, pincha acá (Dagospia).