Gonzalo Feito, presentador de televisión:
Oooh, chuta, una vez en el Valle del Elqui yo creo, hace 22 años atrás. Estaba en una fiesta en Vicuña y había mucho pisco, porque obviamente ahí estaba Capel y entre tanta piscola gratis, tomé fácil unas diez. Me acuerdo que esa noche terminé durmiendo en una mesa de pool y después alguien me puso el pijama y me acostó, pero a la mañana siguiente, que era un día de lluvia en el Valle del Elqui, yo figuraba caminando en pijama por las calles de Vicuña, buscando una botillería para tomar jugo o agua y estaba todo cerrado. La caña fue horrenda, dolor de cabeza, dolor de guata, dolor de cuerpo, me sentía pésimo. Hoy tomo muy poca piscola y me gusta Bauzá porque es de un amigo, la preparo con mucho hielo, tres dedos de pisco y Coca Cola o bebida light.


Gabriel Boric, diputado del Frente Amplio:
Estoy un poco dormido. Eh… Eh… La… la desaparición completa e infinita de este mundo con un regreso lento y doloroso. Me gusta la piscola con pisco Alto del Carmen doble destilado, dos hielos grandes cuadrados… cuadrados, no esas mierdas de peces y como con diseño, y Coca Zero.


Carmen Gloria Arroyo, abogada:
No tomo piscola, no tomo ningún destilado. Soy re fome para el trago, yo tomo solo vino, que aprendí a tomar de vieja y champán.


Alberto Mayol, sociólogo:
¿Con la psicola? jajaja. No, no, lo siento, no voy a contestar. Soy bastante poco dado al trago.


Felipe Avello, periodista y comediante:
Déjate de molestar. Córtenla con sus tonteras. ¿Hasta cuándo?


Jorge Hevia, periodista y presentador de televisión:
Eh no tomo piscola… No, mentira, sí tomo y mucho. Me gusta la cerveza, el whisky con hielo y con un poquito de agua, no soy bueno para la piscola, porque la piscola es lolera, la tomé hasta como los 21 años. Cuando íbamos al Quisco con un lote, éramos conocidos allá, pero ninguna locura, solo una que otra arrancada sin pagar, eso era típico, si no teníamos plata. Te tomabai dos o tres piscolas y a la hora de los quihubo hacíamos perro muerto. La preparación perfecta de la piscola, por lo que he cachado por mi hijo, se ven blanquitas, mucho más transparentes que antes. Yo creo que la mejor es mitad y mitad.


Nelson Ávila, exsenador de la República:
Mira… tengo una experiencia ni buena ni mala… porque felizmente la detesté desde siempre. Yo me fui por otras ramas de la cosa etílica… como el pisco sour… vino, cerveza, pero en ningún caso sentí inclinación con la piscola.


Pato Laguna, modelo:
Puta, en la universidad, yo estudié construcción civil y ahí son bravos para la piscola. Yo tenía mis compañeros y eran todos unos huasos de Talca, bravos para la piscola. Una vez salimos , traté de seguirles el ritmo y olvídate, tuve una caña como de cuatro días, una caña infernal. La caña post piscola es la peor. Estos hueones tomaban té, no piscola, 3/4 de pisco y el resto un poquito de Coca Cola.


Claudia Nogueira, abogada y diputada UDI:
No me gusta la piscola, no me gusta el pisco. Me gusta el jote, que es muy ordinario, pero me encanta, me fascina y el vino blanco con mucho hielo. El vino me gusta.


Ernesto Belloni, comediante:
Antes era piscola, pero después me cambié al ron y luego al whisky y ahora como que estoy volviendo a la piscola de nuevo y no tengo mala experiencia con ella, al contrario, puras buenas, porque la piscola te prende más rápido y es más económica, siempre fue de nosotros, del pueblo. Hoy me gusta con pisco Control, un tipo de destilado que sacaron ahora.


Belén Hidalgo, modelo:
Hace mucho que no tomo una piscola. Entre los embarazos y después amamantar, han pasado como cuatro años que no tomo una, pero es rica, espectacular. La peor experiencia que pude haber tenido, fue dolor de cabeza nada más, porque yo no me curo. Si tomo dos a tres, ya me duele la cabeza y no es agradable, entonces con una estoy bien.


Luis Dimas, cantante:
Yo estoy jugando a los cínicos en los últimos años, como campeón de los cínicos no bebo alcohol hace como cinco años ya, pero cuando lo hacía la piscola me gustaba montones. Nunca falta la experiencia de que te poní medio pesado y alegre, pero no recuerdo un experiencia demasiado desagradable.



Kenita Larraín, modelo:

Sabes que nunca me ha gustado… Ah, está mi marido, espérame un segundito por fa… Ahora sí, es que yo nunca he tomado trago con Coca Cola, prefiero algo con limón, tomaba vodka con limón, con arándanos, ese tipo de cosas, un amaretto sour, un vino blanco. No soy muy buena chilena, no me gusta ni la piscola ni la chicha. Una vez estaba con mi hermano en Valle Nevado y estábamos esquiando y jugaba Chile con Brasil, así que pasamos a un restorán, me tomé un pisco sour antes de comer y otro después y otro para ahogar las penas, porque perdimos, nos golearon… Después salí a esquiar y me pegó tanto, que bajé de milagro.