Un informe elaborado por la Policía de Investigaciones (PDI), dado a conocer este viernes, apoyaría la hipótesis de que existió manipulación de evidencia por parte de Carabineros en la denominada “Operación Huracán”.

Así lo comunicó el abogado de la defensoría penal mapuche, Juan Pablo Alday, en el marco de la audiencia que se inició a las nueve de la mañana de esta jornada, donde se definirá si el Ministerio Público continúa investigando la causa o decide no perseverar.

Según recoge La Tercera, el abogado señala que los detalles del documento “vienen a refrendar lo ya señalado en los dos informes periciales. Dejan claro que los mensajes respecto a los que se hace alusión en el informe 130 no cumplen con la estructura, la ubicación y la fecha de elaboración”, en referencia a las conversaciones por WhatsApp que supuestamente sostuvieron los imputados, y que a la luz de los últimos antecedentes, habrían sido implantadas por personal de Inteligencia de Carabineros.

“Incluso, queda patente que los teléfonos estuvieron conectados a internet una vez incautados por carabineros (…) Existe senda información que da cuenta de la anomalías en esta investigación”, agregó Alday.

En la instancia, además, el fiscal Felipe González, explicó que “el Ministerio Público en su carácter objetivo de la persecución penal, con los antecedentes que daban cuenta de múltiples anomalías, decide que no teníamos antecedentes para acusar a los imputados ni decir que eran inocentes. El punto medio, de equilibrio, era la decisión de no perseverar”.

En la misa línea, agregó que Fiscalía “entiende que la información obtenida de los celulares de los imputados está contaminada, y esa contaminación nos impide seguir adelante con la investigación, no es por mero capricho de este fiscal (…) Intentar continuar con una investigación sin sustento jurídico no corresponde”.