No obstante haya una profunda censura, oscurantismo y represión acerca de como viven los coreanos del norte sus atletas han sido discretamente exitosos a lo largo de su historia en las olimpíadas invernales.

Según CulturaColectiva.com tienen un gran equipo de hockey femenino que se unió con las deportistas del sur armando el “Team Korea”.

La primera medalla invernal de Corea del Norte es de 1964. Una medalla de plata para la esquiadora sobre hielo Han Pil-hwa.

En total han ganado 54 medallas, de las cuales 16 son de oro. Sus mejores deportistas participan al judo, al levantamiento de pesas y la gimnasia. Al fútbol tampoco le ha ido tan mal, se clasificaron a uno de los últimos mundiales y hasta llegaron a jugar un dignísimo partido con Brasil, perdido solamente por 2-1.

¿Cómo arman los equipos?

Desde pequeños se les detecta: en barrios, escuelas, plazas. El ejército y la policía los reclutan, entrenan y patrocinan. En otros países comunistas también ha sido así como en China o la Unión Soviética, pero no solamente. Los equipos olímpicos italianos de excelencia como el de esgrima, lucha griego-romana, tiro, triathlon están representados y entrenados por cuerpos de Carabinieri y Ejército.

Para los coreanos del norte, el deporte es fundamental y el éxito una responsabilidad política. Le permite a las familias de los deportistas entrar a ser parte de la élite del país; les dan más comida, más acceso a libertades, entre otras cosas.