“Zamorano y Kenita cancelan la boda”, informaba La Segunda el jueves 12 de febrero de 2004, en lo que era un adelanto del quiebre que remecía a la farándula criolla hace exactamente 14 años atrás.

Pero como lo que nos convoca no es el hecho, y ad portas del Día del Amorsh, acá dejamos el recordado poema que el jugador, cual Gustavo Aldolfo Becker, escribía para la modelo en un parte matrimonial que se lo llevaría el viento.

“No existe en este mundo algo más hermoso que estar contigo, sentir latir tu corazón junto a mi mejilla, besar tus hermosos labios, llena mi alma… Te amo mi amor, te amo tanto, que cuando estás ausente, no encuentro solución para mi respiración… Gracias amor, por compartir conmigo el resto de nuestras vidas”.