El ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, dijo hoy que Chile “nunca” estará a favor de una intervención militar en Venezuela.

“Nunca vamos a estar a favor ni de esa ni de cualquier otra acción de otra naturaleza”, aseguró Muñoz a los periodistas chilenos antes de ingresar a la reunión convocada por el Grupo de Lima en Perú.

El jefe de la diplomacia chilena señaló que junto a los otros países que conforman este grupo, buscan “una salida pacífica, electoral y una salida política. Hay que descartar cualquier mención siquiera del uso de la fuerza”, apostilló.

Recordó que fue eso lo que se y se intentó República Dominicana. “A eso fue México y Chile de buena fe” a un proceso de diálogo entre la oposición venezolana y el Gobierno del presidente de Venezuela Nicolás Maduro.

Respecto a la cita en Lima, el ministro de Relaciones Exteriores de Chile explicó que en la reunión se buscará entregar un “mensaje claro” de lo que piensa la mayoría de la comunidad latinoamericana, de que en Venezuela Nicolás Maduro ha llamado a unas elecciones unilaterales para el próximo 22 de abril.

Por su parte, el Partido Comunista de Chile (PC) rechazó este martes las acciones militares que se realizan en la frontera con Venezuela y alertó sobre una posible intervención en esa nación.

En una declaración pública, la colectividad planteó que “estas acciones militares son de extrema gravedad para la región y una amenaza a la estabilidad democrática de Venezuela”.

“Reconocemos que estas acciones han sido inducidas abiertamente por Estados Unidos con presencia del Secretario de Estado, Rex Tillerson, en la región”, plantea la declaración de los comunistas.

Según el PC “la presencia del secretario de estado norteamericano trajo consigo el desechar los acuerdos logrados por la mesa de diálogo en Santo Domingo. Acuerdos que habían sido anunciados por la prensa tanto por el presidente Danilo Medina de República Dominicana, como por el expresidente Español, José Luis Rodríguez Zapatero. Ambos miembros plenos de la mesa de diálogo”.

“Por eso, hacemos un llamado a los demócratas a defender la soberanía y la autodeterminación de los pueblos. No al intervencionismo de Estados Unidos en Venezuela”, enfatizó el colectivo comunista en su declaración.