La joven Aisha (14) fue secuestrada por Boko Haram y obligada a inmolarse en una misión suicida. Tras ser atada con cinturones explosivos, Aisha consiguió ayuda y logró evitar su muerte y una catástrofe. Fotógrafo australiano Adam Ferguson para The New York Times.

La imagen muestra a un niño en brazos de un hombre, sospechoso de ser militante del Daesh, que intenta salir de la última zona controlada por el Daesh en Mosul (Irak) el 12 de julio de 2012. Los soldados sospechaban que el hombre usaba al niño como escudo humano para conseguir abandonar el lugar ya que no sabía su nombre y alegaba que lo había abandonado a sus suerte en la calle. Uno de los soldados finalmente adoptó al niño del que no se sabía nada y no hablaba. Fotógrafo Ivor Prickett para The New York Times.

La imagen muestra a civiles que quedaron en el este de Mosul durante la batalla para recuperar la ciudad, mientras hacen cola para recibir medicamentos en el barrio de Mamun, en Mosul (Irak). Tras meses atrapados en el último bastión del Daesh en el país, los habitantes del este de Mosul sufrieron escasez de alimentos y agua. Aquellos que eligieron quedarse en la ciudad en lugar de irse a un campo de refugiados inicialmente dependieron de medicamentos para sobrevivir. Fotógrafo Ivor Prickett para The New York Times.

3 de mayo de 2017. La fotografía muestra a un manifestante en llamas durante unos enfrentamientos con la policía durante una protesta en contra del presidente venezolano, Nicolás Maduro, en Caracas. Fotógrafo Romaldo Schemidt de la agencia France Presse (AFP).

muestra los cuerpos sin vida de unos niños y refugiados Rohinyá en una playa en Cox Bazar (Bangladesh) después de que su barco naufragase mientras huían de Birmania. Fotógrafo Patrick Brown de Panos Pictures.

22 de marzo de 2017: Una mujer consuela a una víctima herida tendida en el suelo tras ser atropellada por un automóvil conducido por el yihadista Khalid Masood, que causó la muerte de 5 personas, en el Puente de Westminster en Londres (Reino Unido). Fotógrafo británico Toby Melville para Reuters.