El ministro de Justicia, Jaime Campos, hizo frente al informe de la Fiscalía Judicial de la Corte Suprema, que da cuenta de la crítica situación carcelaria en Chile.

En conversación con la prensa, el secretario de Estado defendió el trabajo del Gobierno realizado en este sentido, al mismo tiempo que criticó a la Contraloría por aún no tomar razón del decreto que establezca el nuevo reglamento que el Ejecutivo ya elaboró.

Al respecto, el titular de Justicia apuntó que “no nos sorprende para nada el contenido (del informe), es lo mismo que han venido planteando hace 15 años (…) Lo que sí nos llama la atención, y es lo que queríamos connotar, es que hay dos hechos que no han sido informados adecuadamente y que guardan directa relación con la materia”.

Aquí Campos se detiene a explicar que el pasado 27 de abril firmaron como gobierno el decreto que arma este nuevo reglamento penitenciario, y que regularía la situación de presos, añadiendo el valor de los Derechos Humanos. Luego llegó a Contraloría el pasado 9 de mayo, para ser reingresado el 10 de noviembre.

“Este decreto debió haber entrado el vigencia el 1 de diciembre de 2017, pero aún no entra porque la Contraloría no ha tomado razón del mismo. Este Ministerio ha cumplido cabalmente en lo que nos correspondía”, afirmó.

A renglón seguido, Campos aseguró que llevan mucho tiempo trabajando en mejorar la situación carcelaria de manera silenciosa, por lo que no le gusta cuando se propone un grupo de alto nivel para que resuelva la crisis.

“Parece que queremos descubrir la pólvora o la rueda nuevamente”, enfatizó.