Los restos mortales del político Dimas Antônio Casemiro fueron identificados en un laboratorio extranjero casi 50 años después de haber sido torturado y asesinado durante la dictadura militar brasileña (1964-1985), informaron hoy fuentes oficiales.

Casemiro fue asesinado en abril de 1971 por agentes de represión política del régimen militar y sus restos mortales fueron depositados en una fosa clandestina situada en un cementerio del barrio de Perus, en la zona norte de Sao Paulo, según explicó hoy la Comisión Especial Sobre Muertos y Desaparecidos Políticos (CEMDP).

En la fosa común clandestina, descubierta en 1990, fueron encontrados más de 1.000 sacos de plástico con huesos de personas que habrían fallecido a comienzos de la década de los 70, período más represivo de la dictadura militar.

Las muestras biológicas de los restos fueron enviadas para su análisis genético a la Comisión Internacional de Personas Desaparecidas (ICMP), entidad internacional con sede en la Haya, y los resultados indicaron un vínculo genético entre los restos mortales de uno de los casos enviados y las muestras de sangre de familiares de Casemiro.

El laudo genético fue llevado hasta Brasil personalmente por el director del ICMP, Thomas Parsons, quien se reunió con el coordinador científico del Grupo Trabajo Perus, Samuel Ferreira, y con el equipo de peritos de Brasil para el análisis del caso.

El Grupo Trabajo Perus (GTP) fue constituido en 2014 para analizar los restos mortales encontrados en 1990 en una fosa en el barrio de la zona norte de Sao Paulo.

“Con ese resultado, la GTP y las entidades que la componen presentan una respuesta concreta a la sociedad y especialmente a los familiares de los muertos y desaparecidos políticos, los cuales, en el caso de la familia de Dimas, podrán rendirle honras funerarias y encerrar dignamente su proceso de luto”, afirmó la fiscal Eugênia Gonzaga, presidenta de la CEMDP.

Dimas Casemiro actuó en el movimiento estudiantil de Votuporanga, su ciudad natal, hasta que se mudó a Sao Paulo y comenzó a militar en la organización de izquierda Ala Vermelha. Posteriormente participó en la Vanguardia Armada Revolucionaria Palmares y del Movimiento Revolucionario Tiradentes, del que fue dirigente.

Fue asesinado en abril de 1971 por una arma de fuego en un tiroteo simulado y previamente fue torturado, según la Comisión Nacional de la Verdad y de la Comisión Especial sobre Muertos y Desaparecidos Políticos.