Serafina (30 años) y Palomo (21 años) son dos trans peruanos que se dejaron hace un tiempo. Los dos no habían terminado bien.

Según Dagospia.it Serafina, muy enamorada, no lograba aceptar que su pareja la hubiese dejado y tras muchos intentos de volver juntos, fingiendo ser otra, se comunica con Palomo que estaba ofreciendo servicios sexuales por internet.

Serafina se presenta a la casa donde se daría el coito, tan maquillada y disfrazada que Palomo no la reconoce, e intenta inmediatamente saltarle encima para follar.

En ese momento empieza una pelea tremenda a combos, gritos, tirones, insultos, que se escucharon por toda Via Pavia en Milán. Entre medio de la lucha Serafina saca un cuchillo y le pega un navajazo en el abdomen a Palomo que cae, casi muerto.

Con sus últimas fuerzas Palomo logra hacerse con otro cuchillo y ataca Serafina a las espaldas hiriéndola gravemente.

Cuando a la media noche llega la policía al departamento, encuentran a Serafina desesperada en las escaleras tras haber casi asesinado a su amado. Encuentran también a Palomo en una poza de sangre, la puñalada había alcanzado el hígado y lo llevaron de emergencia al hospital; operación y diagnóstico reservado.

La acusación para ambos es de intento de asesinato.