Quedan exactamente 15 días para que Sebastián Piñera releve a Michelle Bachelet en la Presidencia de Chile (misma escena que hace 8 años atrás) y la agencia calificadora Fitch da a conocer un informe en el que se evalúan las propuestas del hombre que promete “tiempos mejores”.

“La potencial alza de crecimiento (del país) aún no está clara”, dice Fitch, esto pese a la reacción siempre sospechosa de cómo reaccionan los mercados frente a situaciones de esta naturaleza. Situaciones de cuando asume un gobierno de derecha.

“Las propuestas fiscales detalladas hasta ahora incluyen recortes y aumentos de gastos sociales y de gastos de capital, pero solo vagos planes para pagar estas iniciativas a través de un mayor crecimiento y austeridad presupuestaria”, sostiene la agencia.

“La promesa de cerrar el déficit fiscal estructural requeriría esfuerzos de consolidación aun mayores, que podrían ser desafiantes dada la alta demanda social, poca adhesión por nuevas alzas de impuestos y el fragmentado telón de fondo del Congreso”, sostiene además.

Con todo, la agencia proyecta que Chile crecerá en torno al 3% durante este año y el próximo.