Junto a diputados del PC, la machi Francisca Linconao ofreció un punto de prensa en el que insistió en su inocencia respecto del caso Luchsinger-Mackay. Además reiteró la tesis del montaje. Así lo dijo:

 

“De esos montajes yo ya había salido absuelta, y después, el 30 de marzo, la PDI me saca a las tres de la mañana de mi cama y me llevan a tribunales y me mandan a la cárcel. Estuve 10 meses encarcelada, pero soy una persona inocente no tengo nada que ver con la muerte de Lucksinger-Mackay. Y más que eso, esa gente yo la conozco, han venido a mi casa, el matrimonio, cuando yo empecé de machi a los 16 años, no sólo una vez, no sé cuantas oportunidades, y ahora me involucran con esa muerte, es muy doloroso para mí”.

Según Linconao, “todo el montaje de Carabineros y la PDI hay que denunciarlo, y a eso vengo, para conversar con esta gente, con los diputados. No puede quedar así, lo mismo que en el Caso Huracán, son los mismos carabineros los que están actuando“.

Las palabras de la machi fueron complementadas por el diputado Lautaro Carmona, quien afirmó que “una vez más se pretende llevar a juicio a quien ha demostrado absoluta inocencia”.

“Esperamos condena para todo”

Por otro lado, el abogado Luis Hermosilla asumió el caso como parte del equipo jurídico del gobierno de Piñera. En diálogo con La Segunda, el jurista dijo que “se quiere reforzar en toda la medida de los posible el trabajo para obtener la sanción de aquellos que cometieron un crimen tan deleznable”. Además, manifestó que se debe trabajar harto para conseguir la sentencia que se pretende que es condena para todos.