No hay otro político como él en Europa. El ultranacionalista ruso Vladímir Zhirinovski, que se presenta por sexta vez a la presidencia, asegura que, en caso de ganar, lanzará un ataque preventivo contra EEUU y encerrará a todos los opositores.

“Soy yo contra el candidato del Kremlin, es decir, Putin. Pero yo soy el más experimentado. En Europa sólo Jean-Marie Le Pen se ha presentado tantas veces como yo”, dijo Zhirinovski en una reunión con la prensa extranjera en la Duma o Cámara de Diputados.

Los rusos no pueden imaginar unas elecciones sin el histriónico Zhirinovski, que se estrenó como candidato al Kremlin allá por junio de 1991, cuando aún existía la URSS, elecciones que coronaron a Borís Yeltsin como el primer presidente democráticamente elegido de la historia de Rusia.

A sus 71 años, Zhirinovski sigue arengando a las masas con el mismo discurso agresivo hacia Occidente, lleno de referencias a la grandeza imperial de Rusia y una fobia anticomunista de la que se enorgullece a la mínima ocasión.

“Putin fue comunista. (La periodista Ksenia) Sobchak es hija de comunista. De los ocho candidatos soy el único que nunca ha estado asociado al comunismo”, afirma.

Presume de que tiene el récord de intervenciones públicas, que él cifra en “más de 20.000 horas”, y que le conocen “en cada pueblo ruso”, pero su intención de voto de cara a las presidenciales del 18 de marzo es de apenas el 6 %.

“Como en todos los países, el candidato del Kremlin tiene garantizado el respaldo del 30 % de los votantes, y si hay algún éxito en política interior o exterior puede llegar al 50 %. El resto son descontentos. Yo aspiro a recibir su apoyo”, señala.

Aunque su Partido Liberal Democrático ha sido acusado de xenofobia y antisemitismo, Zhirinovski juega un papel crucial a la hora de garantizar la legitimidad de la más que segura victoria de Putin.

La prensa asegura desde hace años que Zhirinovski es en realidad un agente del KGB, pero él sigue sin tener pelos en la lengua.

“Si soy presidente estaremos obligados a asestar un ataque (nuclear) preventivo para terminar con las amenazas contra Rusia. Mi ataque será terrible y acabará de una vez por todas con América. Ese país no volverá a amenazar a nadie”, dijo.

Zhirinovski subrayó que “nunca” permitirá que se repita lo ocurrido el 22 de junio de 1941, cuando las tropas nazis tomaron desprevenido a Stalin al invadir la URSS.

Sin dejar de hablar profusamente por espacio de una hora, Zhirinovski denunció que EEUU tiene planes de iniciar “la tercera guerra mundial dentro de cinco o seis años”.

“El plan ya está listo, las tropas movilizadas, los misiles desplegados y los submarinos al tanto de sus itinerarios. Están en la última fase de los preparativos”, añadió.

Pronosticó que la guerra comenzará con un enfrentamiento entre rusos y estadounidenses en Siria, y que “las sanciones son el inicio de la guerra, en el terreno económico, y las continuas acusaciones contra Rusia en el campo de la propaganda”·

“Ya sólo falta darle al botón. Pues yo apretaré primero. Y a EEUU no le dará tiempo a reaccionar. Quieren acabar primero con China y después con Rusia. No se lo permitiré. No soportaremos que nos sigan humillando e insultando. Empezando el 19 de marzo”, proclamó.

Amenazó con provocar tecnológicamente un “invierno interminable” en Europa, lo que causaría la muerte por inanición del continente y una migración masiva hacia Rusia, y prometió acabar con el flujo de mujeres rusas hacia Occidente.

“Claro, las nuestras son guapas y capaces y las suyas no saben ni cocinar ni cuidar de sus maridos”, destacó.

Advirtió que si a los ucranianos se les ocurriera atacar las regiones prorrusas de Donetsk y Lugansk cuando él sea presidente, ordenará invadir todo el país vecino.

En caso de victoria, aseguró que tampoco tendría piedad de lo que llamó “quinta columna” patrocinada por EEUU.

“Si soy elegido presidente, toda la quinta columna será detenida en un plazo de dos horas: el canal Dozhd, la emisora Eco de Moscú, el periódico ‘Nóvaya Gazeta’, además de (el líder opositor) Alexéi Navalni. No más de cincuenta personas. (El candidato comunista, Pável) Grudinin también”, aseguró.

Eso sí, negó que en Rusia tenga lugar desde hace años una involución democrática y aseguró que ese es un fenómeno mundial.

“En EEUU ha ganado Donald Trump; en Francia, Macron; en Cataluña casi se ha producido un levantamiento contra España. Es el mundo el que es frágil, no sólo Rusia”, sentenció.