El baterista de los Rolling Stones, Charlie Watts, se refirió a la figura del cantante David Bowie, quien falleció en enero de 2016 a causa de un cáncer al hígado.

En entrevista con The Guardian, el músico reconoció la sorpresa que sintió por las infinitas muestras de tristeza que surgieron tras hacerse oficial su fallecimiento.

“Obviamente pensé que la gente estaría muy triste, y él era un sujeto muy amable y escribió un par de canciones buenas. Pero para mí, él no era tal genio musical”, reconoció.

En otros pasajes, Watts también se refirió al futuro de su banda y al supuesto de que un día se le ponga fin a la agrupación.

“Amo tocar la batería y amo tocar con Mick, Keith y Ronnie, no sé los demás. No me molestaría que los Rolling Stones dijeran ‘eso es todo, suficiente’. Odiaría que se disolviera no amistosamente”.

“Me gustaría que Mick dijera, a mí o a Keith o a quien sea… ‘No quiero seguir haciendo esto, por la razón que sea, y solo digamos que es todo’. No me gustaría que fuera una pelea”, cerró.