Russia Today publicó hoy las últimas declaraciones del asesor del secretario del Consejo de Seguridad ruso, Alexandr Venedíktov sobre la situación en Medio Oriente, y específicamente, en Siria.

“En el territorio controlado por las unidades de autodefensa popular del Kurdistán hay cerca de 20 bases militares estadounidenses”, dijo Venedíktov a la agencia RIA Novosti. “La injerencia externa en la crisis siria obstaculiza la restauración de la paz y seguridad en Siria y los kurdos están siendo literalmente oxigenados con las armas más modernas de EE.UU. El suministro de armamento moderno y el fomento de las ideas separatistas básicamente provocaron la operación de Turquía en la región de Afrín, al norte de Siria”, destacó el diplomático ruso.

Habla también de la situación relativa al terrorismo en territorio sirio: “Al grupo terrorista Estado Islámico se le causó un daño considerable en el territorio sirio, en estas condiciones los terroristas pasaron de las operaciones militares de envergadura a la táctica de una guerra de guerrillas” cuenta Venedíktov.

Además lamenta la presencia de otros grupos terroristas que fueron armados por Occidente. “Si tomamos la provincia de Idlib, se trata principalmente del Frente Al Nusra (Al Quaeda en Siria), que ahora se denomina ‘Frente Fateh al-Sham’. Si hablamos de Guta Oriental, allí opera el grupo Ahrar al-Sham”, sostuvo. Estos son los grupos sobre los cuales medios Occidentales han estado publicando fake news, acusando el gobierno sirio de bombardear sus propios civiles, mientras que fuentes gubernamentales y rusas afirman que sobre Ghouta se está creando la misma situación que en Alepo. Según Moscú, Damasco y Teheran los terroristas usan los civiles como escudos humanos para crear situaciones incómodas y conflictivas en contra de Assad y sus aliados, mediática y políticamente.

“Vemos que la estrategia de los terroristas a medida que son desplazados desde Siria e Irak está cambiando. En peligro están todos los países y regiones del planeta, y principalmente aquellos que están debilitados a causa de un conflicto, una guerra civil, sanciones unilaterales o una revolución de color. En estas condiciones la tarea principal de la comunidad internacional es impedir la creación de un nuevo foco de terrorismo, como sucedió con el Estado Islámico en Siria”, concluyó Alexandr Venedíktov.