Daniela Vega habló este sábado con el canal TNT donde comentó acerca de la gestación de Una Mujer Fantástica y cómo la audiencia puede tomar en mensaje que deja el film.

La actriz declaró que “Fue una experiencia increíble. Hace dos años rodamos la película, hace un año la estrenamos y hace casi cuatros años ya que me involucré en este proyecto, cuando Sebastián Lelio y Gonzalo Maza me invitan a ser parte de una especie de asesora cultural del guión, y ahí empecé trabajar con ellos y a conocerlos”.

Vega relata que “Nos hicimos amigos y nos involucramos artísticamente y un día maravilloso ellos llegan con un guión a mi casa y me ofrecen hacer el personaje, cosa que acepté sin pensarlo mucho y de repente, vino la vorágine de la preproducción, el rodaje, la postproducción y llegamos a Berlín, y luego todo el mundo ya sabe lo que pasó con la película”.

En este sentido quien hace de Marina en el film sostiene que “No lo pensé mucho, porque conozco de antes la trayectoria de Sebastián Lelio y de toda la gente que estaba involucrada en el proyecto inicialmente, por lo tanto pensé y dije sí quiero hacerlo, pero me demoré poquito en pensarlo”.

Cuando le consultan si hay un juego respecto al personaje, Vega contesta que “Marina en la sinopsis incluso y en todo lados aparece como una chica trans. Si llegas al cine sin tener esa información fantástico y si llegas al cine teniéndola también, es una característica más del film”.

“Cada uno puede completar la ecuación de la mejor manera que le parezca. Nuestra propuesta es formular muchísimas preguntas a la sociedad, entre ellas ¿Qué cuerpos pueden habitarse?, ¿qué amores pueden conquistarse?, ¿qué libertades pueden respetarse y cuáles no? y quién dijo que habían libertades que no se podían respetar, cuerpos inhabitables, amores incosquistables y dónde están los límites de la empatía por ejemplo” sostuvo vega en la entrevista.

Finalmente, la protagonista asegura que “hay una necesidad de diálogo y entendimiento entre la diversidad de personas que habitamos el planeta, y mientras más diverso y más entendamos la diversidad como la riqueza de nuestra condición humana, mejor vamos a poder vivir, más tranquilos y poder legarle de pronto a las nuevas generaciones un mundo más amoroso”.