A través de un comunicado un grupo de personas que se denominan “los sobrevivientes de abuso sexual infantil” en el llamado “caso maristas en Chile” expresaron su “dolor e indignación” por la nota aparecida hoy en el diario La Tercera, donde se habla de una petición de compensación económica por parte de Isaac Givovich, quien se sumó a las denuncias por abusos cometidos en el Instituto Alonso de Ercilla.

En la nota se señala que el yerno de Joaquín Lavín “dice que el 18 de noviembre de 2017 recordó los abusos que sufrió entre 1986 y 1989, mientras estudiaba en el Instituto Alonso de Ercilla” y que “en vertiginosos 107 días, Givovich se convirtió en el más mediático denunciante del religioso Adolfo Fuentes”.

El comunicado es firmado por Jaime Concha Meneses, Gonzalo Dezerega Bustamante, Eneas Espinoza Gallardo, Jorge Franco Rojas, el propio Isaac Givovich Contador, Eduardo Rozas Honorato y “otros sobrevivientes”.
+ otros sobrevivientes.

El texto sostiene en varios puntos que “La misma Congregación que nos envía a varios de nosotros cartas reconociendo el delito y pidiendo perdón luego inicia un ataque mediático”.

Luego señalan que “la Congregación quiere desprestigiar nuestros relatos atacándonos a la vieja usanza, escarbando en nuestro pasado, mostrando hechos normales como sospechosos y ni siquiera dando la cara sobre la opereta mediática que digita”. Al mismo tiempo manifiestan que “Quieren desprestigiar a las víctimas, los mismos que perdieron toda credibilidad ocultando y encubriendo delincuentes”.

En el siguiente punto, los firmantes lamentan “que la Congregación se mantenga en su posición de encubrir y defender a pedófilos reconocidos sólo por mantener su estatus ético y económico, dando cuenta de la nula capacidad de darle valor a los delitos sexuales cometidos por miembros de su congregación haciéndolo pasar como algo común”.

Pero las críticas no van solo contra los maristas ya que quienes suscriben la carta declaran que “La Tercera presta sus páginas para tal fin, accediendo a que el abogado ex fiscal Peña, conocido por sus manipulaciones mediáticas y judiciales, utilice este medio. A quienes googlean nuestro pasado los invitamos a hacerlos respecto de este profesional del derecho”.

Así, sostienen que “Ernesto Reyes, funcionario de la Congregación, entrega información privada a los medios de comunicación para el mismo objetivo, olvidando todo cuidado ético y legal con las comunicaciones privadas que pudo tener con nosotros. ¿Su acercamiento y ofertas de reparación eran una trampa?”.

También señalan que “Los sobrevivientes hemos sido muy responsables en no divulgar información que tenemos respecto del actuar de profesionales ligados a la Congregación cuando trataron de manipularnos, nos contactaron para intentar callarnos e incluso entregaron datos privados a terceros, como por ejemplo declaraciones nuestras a la psicóloga emisaria de la Congregación que luego tenía en su escritorio el abogado Peña”.

En el texto alegan que “Mariano Varona ha reconocido en diversas instancias públicas lo que puede constituir un delito al no denunciar los abusos que le fueron informados. También nos enteramos por la prensa de como pagó a otras personas buscando silenciar casos como los nuestros. Es esa misma persona la hoy intenta lanzar sospechas sobre nosotros”.

“Respecto del contenido puntual del reportaje respecto de una posible búsqueda de reparación económica por los delitos sufridos en nuestras infancias, ha sido el propio enviado vaticano obispo de Malta, Charles Scicluna, quien nos instó a tales acciones. La información es pública” señalan.

Finalmente, dicen, “a los que se sientes suspicaces porque en la búsqueda de justicia se mencionen reparaciones económicas, quisiéramos recordarles que ello se encuentra contemplado en el derecho ordinario y canónico. Si estos hermanos maristas en vez de agredirnos sexualmente nos hubiesen atropellado con la camioneta del colegio y en el ejercicio de sus funciones de cuidado para con nosotros, dejándonos con secuelas físicas y sicológicas para toda la vida ¿les parecería mal que se hable de reparaciones económicas?”.