Esta la histórica nota del Der Spiegel sobre los italianos, Italia y sus políticos. El mayor diario en Alemania no se ahorró, el día de las elecciones italianas, una salida infantil a través de un artículo tan absurdo y estéril, cuanto histérico y absolutamente dañino para la imagen de la misma Alemania.

Tienen miedo, los alemanes, que pueda pasar lo mismo que en Gran Bretaña, una salida del mercado único. Y tienen razón, porque existe un riesgo. El primer partido de Italia, el Movimiento 5 Estrellas es un partido anti-euro, como lo es la Liga del Norte que representa un 15/18% de la derecha del país.

Es un miedo legítimo también, porque con el euro, desde que se instauró hace 18 años, los que más han ganado son los alemanes. Los italianos, el día que empezaron a salir euros del cajero, perdieron la mitad de su poder adquisitivo.

Tal vez los italianos son niños, tal vez votan payasos, pero en Italia los migrantes no le escupen a las mujeres en las calles, no hay tribunales islámicos en los barrios, la industria italiana no hace experimentos humanos, no estafa con las emisiones de carbonio de sus autos al mundo entero, no bombardea Siria, ni Libia, ni Afganistán.

Quizás Der Spiegel quiera símplemente seguir su patroncito, el Financial Times, que hoy con otra nota escándalosa intentó destabilizar el voto italiano con una amenaza ligada a una posible salida de la moneda única. Una ingerencia del mundo económico absurda, inaceptable, anti-democrática.

Además no dice nada sobre el apoyo de la presidente de Alemania Angela Merkel a Silvio Berlusconi.