Hoy Daniela Vega, protagonista de “Una Mujer Fantástica”, sentará un precedente en la historia del cine mundial al convertirse en la primera mujer transgénero en presentar un premio Oscar en la ceremonia más importante de Hollywood. La película además es la candidata favorita para ganar en la categoría de la Mejor Película Extranjera.

Fantástica, la prensa mundial se ha rendido a los pies de Daniela Vega mientras en Chile la discusión sobre la Ley de Identidad de Género cobra mayor relevancia; el hecho de que viaje con un pasaporte en el que se consigna su nombre masculino ha sido tema de controversia.

¿Pero qué pasa con las otras personas fantásticas aquí, en Chile, y en otras partes del mundo? En Chile la violencia contra las personas trans se ha manifestado en diversos ámbitos.

Entrevistas elaboradas al realizar la “Primera Encuesta para personas Trans y de Género no conforme en Chile” dan numerosos e interesantes datos sobre el tema en nuestro país.

Al interior de las familias la violencia más común corresponde al cuestionamiento en un 97%, ignorar al 42% y la agresión verbal un 36%. El 40% ha declarado haber sufrido violencia o discriminación en ambientes de estudio.

Por otro lado, un 56% declara haber intentado suicidarse. Mientras, la edad en que más se cometen los primeros intentos de suicidio es entre los 11 y 15 años, con un 46%, mientras que un 26% entre los 16 y 18 años.

¿Y si Daniela Vega hubiera nacido en Brasil o Corea del Sur?

Brasil tiene la mayor cantidad de trans y gay declarados públicamente y es también el país donde más sufren actos de violencia de todo tipo. Solo en 2017, 179 trans fueron asesinados/as en las calles. Además en 2017 hubo en Brasil 440 ataques contra la comunidad LGBT y el Estado de Sao Paulo aparece como el más peligroso según los reportes de la Asociación Nacional de Travestis y Transexuales (ANTRA).

En Brasil, la comunidad transgénero ha crecido en un 30 por ciento en el último año, y la violencia contra ellos y ellas la llevan a cabo personas de manera impune. En Brasil cada 48 horas muere una persona trans.

Arabia Saudita castiga brutalmente toda alternativa a la heterosexualidad, así Egipto, Irán, Irak. La comunidad LGBT africana tiene mucho que temer: en los países musulmanes se va de las mutilaciones genitales al linchamiento con piedras solamente con el ser acusado, ni siquiera necesitan muchas pruebas.

En Asia por otra parte el tema es muy ambiguo. Hay países donde hay donde simplemente no existen asociaciones que puedan medir siquiera en estado de sus comunidades LGBT.

En Corea del Sur, uno de los países asiáticos más occidentalizados del continente, es un tema muy polémico, pero hay un médico famoso que realiza operaciones de cambio de sexo, el doctor Kim Seok-Kwun. “Al comienzo agonicé sobre si debía hacer estas operaciones porque pensé que estaría desafiando a Dios. Tenía vergüenza de ello, pero mis pacientes estaban desesperados, sentían que si no cambiaban de sexo se tendrían que suicidar, y yo como médico que prestó el juramento de Hipócrates no podía éticamente permitirlo”, declaró en una entrevista para la revista “Semana”. En 28 años de carrera ha realizado 320 operaciones en total.

Otro país asiático que representa un caso del todo único es Tailandia. Este país vive bajo una monarquía absoluta, en la cual cualquier tipo de insulto, discusión, crítica hacia la Corona constituyen un crimen de cierta gravedad castigable hasta con la pena de muerte o la cadena perpetua. Por otra parte la comunidad LGBT tailandesa puede expresarse libremente y las operaciones de cambio de sexo libres, legales y baratas. En Tailandia lo importante es respetar la Corona y un cierto tipo de etiqueta por lo que concierne la vida pública. Hay un código de vestuario que debe ser respetado, y si se respeta no es importante ni el sexo ni la religión de pertenencia. De hecho hay transgéneros en las fuerzas de policía y en las fuerzas armadas.

En Italia las personas transgénero tienen acceso a operaciones de cambio de sexo de manera bastante libre, pero al mismo tiempo, es el país que lidera la Unión Europea en las cifras que tienen que ver con la violencia que la comunidad LGBT sufre a diario. Pero estamos hablando también de otro tipo de cifras: en los últimos 30 años han sido asesinadas 8 personas por ser transgénero.

Pero hay muchos países felices en este sentido. En España la operación para el cambio de sexo, así mismo como el aborto, son operaciones que entran en la categoría cubierta por la salud pública, o sea son operaciones gratis o casi. Y España, además de ser uno de los países socialmente más avanzados del Viejo Continente, es también uno de los primeros del mundo en reconocer las personas transgénero por lo que son, y no por lo que parecen.

En Estados Unidos, cabe recordar, bajo la presidencia de Obama, los transgéneros empezaron a tener acceso a las fuerzas armadas más potentes del mundo. Trump intentó revocarlo pero la Corte no se lo permitió.

La prestigiosa revista National Geographic hizo historia en enero 2017 al presentar en su portada la foto de una niña transgénero bajo el título: “La Evolución del Género”. Daniela Vega hoy hará historia, habrá que ver qué sucede el día después.