Durante una manifestación en Berlín, miles de kurdos protestaron contra las operaciones turcas en Afrín, norte de Siria y llegaron a darse golpes con la policía antidisturbios alemana.

Las imágenes publicadas por la Agencia Ruptly, acompañadas por un video, muestran centenares de banderas kurdas y otras con los símbolos de la supuesta organización terrorista YPG (Unidades de Protección del Pueblo Kurdo).

Los manifestantes eran, sobre todo, jóvenes kurdos que viven en Alemania.

El hecho se da, luego de que el ejército turco abriera fuego el pasado sábado en un barrio residencial de Afrín, dejando 8 muertos y decenas de heridos, entre ellos muchos niños.

Turquía considera que el YPG es un ala del Partido de los Trabajadores de Kurdistán, calificada como organización terrorista por el Gobierno de Ankara.