En la más absoluta reserva, el lunes de esta semana, arribó al país la segunda máxima autoridad mundial de la Congregación Marista, el Hermano Luis Carlos Gutiérrez Blanco, quien asumió el cargo de Vicario General de la congregación en octubre del año pasado.

La silenciosa visita, omitida olímpicamente a los medios, fue detectada por las víctimas de abusos sexuales al interior de los colegios maristas. Asombrados por la discreta llegada del personero y la nula comunicación de la congregación a los denunciantes, éstos decidieron solicitar este miércoles una reunión formal con el delegado de los hermanos de la orden. “Me comuniqué con Patricio Pino y le solicité si podía recibirnos para exponerle nuestros casos para que estas cosas no vuelvan a repetirse en los colegios. Me dijo que no nos podía recibir porque estaba con la agenda súper apretada”, señaló a The Clinic Gonzalo Dezerega.

La negativa generó suspicacias en el grupo de denunciantes. “Esto va en la lógica en que ellos funcionan. Todo parece turbio. Raro. Genera desconfianza. A lo mejor esta cita estaba programada, pero como no son capaces de hacer declaraciones ni a su propia gente, profesores, alumnos, apoderados, se enterarán por la prensa como ha pasado hasta el día de hoy”, agrega Jaime Concha.

Dezerega asegura que el “portazo” recibido los dejó perplejos, pues consideraban que el recibimiento que les hizo el arzobispo Scicluna, durante su visita de investigación en el denominado “caso Barros”, era una señal potente para que el nuevo vicario de los maristas se reuniera con ellos. “Se lo dije a Patricio Pino, pero me contestó que no nos podía recibir. Es algo que encuentro muy feo”, asegura.

Luis Carlos Gutiérrez nació en España en 1967. Al igual que algunos de los hermanos maristas que llegaron a Chile, Gutiérrez hizo sus votos en Palencia, España, para luego trasladarse a Guatemala a comienzos de los años 90. Allí hizo su juramento perpetuo con la congregación, y desarrolló una dilatada carrera como profesor en la provincia marista de Centroamérica. Fue elegido Vicario General el 3 de octubre del 2017.

Cabe recordar que el hermano Luis Carlos Gutiérrez fue uno de los autores del XXII Capítulo General de la orden, publicado en octubre pasado, que incluía un reconocimiento a los abusos sexuales cometidos por personas pertenecientes a instituciones maristas. “Les pedimos perdón por las heridas que estos actos les provocaron (…) una institución como la nuestra les falló de manera evidente”, rezaba el documento.

Al cierre de esta edición, la congregación marista se comunicó con The Clinic, para informar que la visita del vicario era de “carácter privada”, en la cual sólo se reuniría con “distintas autoridades de los establecimientos educacionales”. La congregación enfatizó en que Gutiérrez “no se reunirá con víctimas de abusos sexuales, aunque no se descarta una visita futura a Chile”.